Ayes

Por: Jocabed R. Solano Miselis

¡Ay de los gobiernos corruptos y  de los que se embriagan de poder en sus palacios! Se creen que son principales entre las mismas naciones, las cuales vendrán sobre ellos. ¡Oh casa que está corrompida por su ambición!

Pasé y miré sus maneras de gobernar en la iglesia, en las comunidades que llaman espacios de culto a Dios. Mirad si aquellos espacios son mejores que estos reinos, si su término es mayor que el término de ellos.

Ustedes que están a la espera del día malo y acercan la silla de iniquidad.

Duermen en lugares prominentes, comen de la papa, del maíz, del café de las manos de los indígenas, campesinos, trabajadores, de su sudor, los maltratan y  son cómplices.

Bailan al son de las músicas de sus tierras, dicen “amamos nuestra tierra y bandera”; al son de las músicas folklóricas dicen “somos de esta tierra”. Pero odian, crean muertes y destruyen a la Tierra y a su gente.

Beben los más exquisitos licores y se visten con las mejores ropas que salen de moda, sus perfumes son los más caros. Y no se afligen de la pobreza de los pueblos.

 

¡Ay de los que se burlan de los más pequeños, de los que se creen mejor porque son de otro origen, color,  hablan otra lengua! Y por eso piensan que son superiores.

 

¡Ay de los que violan y explotan a la Tierra! Con su mano intentan sacar el corazón de la Tierra, el corazón de la Madre Tierra. Quieren dejar sin aire los pulmones de los bosques, y sin ojos y manos nuestras selvas. ¡Hacen sangrar a Abya Yala! ¡Asesinos, sus manos están llenas de sangre!

 

¡Ay de los que mandan y matan a los líderes indígenas cuando defienden su territorio y la Tierra, y se alegran de la sangre derramada!

 

¡Ay de los que hacen ganancias mal habidas y a costa del vulnerable se hacen ricos!

 

¡Ay de los que se alegran y dicen: “¿ No hemos adquirido poder con nuestra fuerza?”!

 

¡Ay de los que no lloran con el que sufre y celebran el dolor del otro!

 

¡Ay de los que se burlan de los símbolos de los pueblos indígenas porque creen que los suyos son mejores!

 

¡Ay, hermanas y hermanos, si no sabemos leer a Dios en los pueblos del Abya Yala!

Esríbeme

para ponerte en contacto conmigo

5 + 6 =

Pin It on Pinterest