Revolución Dule tiene rostro de niña, tiene rostro de mujer

Nunca olvidaremos, este sonido. El sonido del morbeb (caracol) de un 25 de febrero de 1925.
Rostros pintados con nisar( achiote), en señal de lucha.
Los urigan ( guerreros gunadule), estaban listos para defender nuestra identidad.¿ Cómo olvidar aquel día de febrero de1925? Cuando nuestras abuelas y abuelos resistieron a las amenazas del gobierno colonial; de arrebatarnos lo que por siglos habíamos cuidado,nuestra dignidad. 

En un lugar oscuro en una comunidad gunadule, se escucha la voz de un policía: «No hablen en su lengua, no se vistan con mola (arte y blusa que usa la mujer gunadule), no practiquen sus ceremonias…” Es hora que el salvaje sea civilizado”.

Pero justo a esa misma hora; se escuchan otras voces que decían, es hora de recordar nuestros relatos, de aquellos guerreros que desde la época de la conquista han luchado por conservar nuestra identidad. Y mientras los hombres se preparaban para la batalla. 

En una choza gunadule, una niña de 11 años confeccionaba la bandera de la revolución dule. ¿Quién se imaginaría? que el arte de esta niña, sería el símbolo emblemático de la lucha de la nación gunadule.

Mientras gritaban las mujeres, los hombres, ¡Que viva la revolución dule de 1925! Waga Ebingili.María Colman gritaba en su mente y corazón a través de su arte ¡ Que viva! Ese día, el día que jamás olvidaremos.

Aquella niña se unió al canto de nuestras abuelas y abuelos, para recordarnos que nuestra REVOLUCIÓN DULE también tiene rostro de niña, tiene rostro de mujer.

 

Esríbeme

para ponerte en contacto conmigo

8 + 8 =

Pin It on Pinterest