Señales de los tiempos.

Las hojas del árbol cambian de color.

Las nubes oscuras se disipan

y muestran lo hermoso del paisaje.

Cuando el sol calienta la tierra,

el agua se evapora y llueve.

Los ríos secos crecen y dan vida

al ser humano.

La tierra fértil da frutos y nos alimenta.

 

¿Y yo?

Cambio cada día.

Como las estaciones, busco mi equilibrio.

Cambio en el encuentro con el creador,

en el encuentro con la tierra,

en el encuentro con una amiga.

Cambio en el encuentro con el otro.

Cambio con las luchas por la vida

y vivo con deseos de cambio.

 

Que la sangre que corre

en mi torrente sanguíneo

sea como el río que crece en las cordilleras

de Abya yala.

 

¡Que el buen vivir nos acompañe!

“Balu Wala” , como dirían mis ancestros gunas, significa árbol de sal, y se refiere a la preparación de una nueva relación entre la Madre Tierra y el ser humano. Que estas nuevas temporadas sea la continuidad del Balu Wala y nos nutramos de los cimientos y del propio conocimiento de la vida comunitaria. Que expresemos nuestra visión de futuro a partir de una re-lectura del pasado y del presente para mirar y caminar hacia el futuro con esperanza. Si cambia mi calendario, que cambie por una vida llena de justicia y paz para mis hermanos y hermanas. Que este sea la señal de nuestro tiempo. ¡Balu Wala.!

Esríbeme

para ponerte en contacto conmigo

1 + 8 =

Pin It on Pinterest